Los colores intensos sin pensarlo generan un impacto determinante al ojo, así es el caso del rubí, una piedra increíblemente deslumbrante, en su tonalidad más conocida que es el rojo que produce profundidad y suele reflejar poder y elegancia.

 

Lee mas »