¿Sientes que los diamantes de tu anillo de compromiso o de tus otros anillos con diamantes ya no es el mismo que cuando recibiste la joya por primera vez?

 

El diamante es el mineral natural más duro en la Tierra (midiendo la dureza, como la resistencia a un rayarse más no a romperse), al punto que solo un diamante puede cortar otro diamante. Los diamantes no cambian de color y no pierden su brillo natural con el tiempo, por esta razón son gemas tan defectos y preciadas en la joyería y como símbolo de "eternidad" para los anillos de compromiso. Sin embargo, el simple toque de un dedo humano puede provocar que se acumule suciedad y grasa y puede hacer que esta piedra preciosa sea casi indestructible no brillen como peligrosos.

Entonces, ¿cómo se puede mantener un diamante brillante todo el tiempo? Estos son algunos consejos sobre cómo mantener tu diamante con su brillo natural: Brillo Natural

1. Evita tocar constantemente tus diamantes:  Los diamantes son imanes naturales para la grasa, y se ensucian con facilidad. Cuando se maneja un diamante, la grasa de tus dedos se adhiere a la superficie del diamante y reduce su brillantez y vida / fuego. No es que el brillo natural del diamante se pierda o se vea afectado en el largo plazo, es simplemente que la grasa al adherirse a su superficie va a reducir momentáneamente su brillo hasta que esta sea retirada.

2. Limpia jabón tu diamante:  Una forma simple de limpiar tu diamante y tu  anillo de compromiso  es sumergirlo en una solución desengrasante suave, como agua con unas gotas de jabón, una o dos veces a la semana. Después de sacar el diamante y el anillo de la solución de limpieza, tomar un cepillo de dientes de cerdas suaves y que esté limpio para eliminar cualquier resto de suciedad; El cepillo de dientes debe ser nuevo y reservado exclusivamente para la limpieza de tu joyería. Utilízalo para limpiar lugares de difícil alcance y úsalo frotándolo suavemente.

3. Sea Delicado en la limpieza:  Es importante que realice la limpieza verifiques que la joya no sea frágil, que el diamante central este firme, si es un engaste a tensión, que este no se valla a ver afectado, evita presionar fuerte tu joya con el cepillo o con cualquier otro implemento de limpieza.

Realiza la limpieza incluida dentro / sobre un recipiente o contenedor donde, accidentalmente cae tu anillo o tu diamante del mar, es fácil encontrarlo, si lo que hace es hacer sobre el lavamanos o lavaplatos asegúrate de taponar el sifón.

Nunca usa un cepillo de dientes en anillos frágiles o con tejidos como filigrana, esto puede poner en riesgo la alegría y es preferible solo el lavado sin presionar con el cepillo, simplemente enjuaga tu joyería de diamantes con agua y seca con un paño suave y sin pelusa (no cualquier tela, usa un paño de tela suave)
 
4. No utiliza soluciones fuertes de limpieza:  Blanqueadores, cloro o abrasivos (como limpiadores para el hogar o la pasta de dientes) nunca deben ser usados para limpiar joyas con diamantes. Los productos químicos como el cloro pueden dañar algunos de los metales utilizados en la joya y los abrasivos pueden rayar el oro y / u otros metales.

5. Una vez cada dos años, déjalo en manos de expertos:  La regularidad con la que usa tu anillo con diamantes va a condicionar el tiempo con el que te recomendamos que lleves tu anillo de limpieza donde tu joyero de confianza, pero considera que si sigues los consejos anteriores dados con que lo lleves una vez cada dos años es más que suficiente.

A veces, un limpiador ultrasónico es necesario para eliminar la suciedad incrustada en diamantes. Mediante el envío de ondas sonoras de baja frecuencia a través de una solución, estos limpiadores ultrasónicos causan vibración de fluidos para eliminar la suciedad acumulada. Sin embargo, si no hay aplicaciones aplicadas correctamente, estas ondas pueden afectar la tensión de las monturas de los Diamantes. Por otra parte, hay que proceder con cautela si el diamante contiene plumas o está incluido, y definitivamente evitar el uso de ultrasonidos si el diamante ha sido tratado con relleno de fracturas.Por esta razón es importante que esta mano de obra, así como el pulido, brillante y aplicación de rodio (realizado por el oro blanco) realizado por un experto en el campo de la joyería, compatible por el fabricante).

En resumen, la clave del brillo / chispa / vida / fuego de un diamante se encuentra en sus facetas (pequeños cortes que funcionan como una serie de pequeños espejos que afectan la luz dentro y fuera de la piedra). Entonces, si limpias a veces tus diamantes siempre estarás lista para brillar en cualquier ocasión

Lea también: El precio y el origen de los materiales de su anillo de compromiso y Argollas de Matrimonio